Acoger el cambio

Renovarse vs morir

De entre muchas de las preocupaciones de los lideres dentro de las organizaciones está el uso de la tecnología y como puede ella impactar en su diario desempeño, el como implementar o la relación costo/beneficio. Con esto en mente bien podemos decir que…

Difícilmente se puede negar en pleno 2016 los beneficios que la tecnología correctamente aplicada, puede traer a las empresas, negocios grandes o pequeños. De existir, seguramente viene de la desinformación o del temor (Con mucha frecuencia viene de ambos) a los cambios que han y deberán de realizarse con miras en no ya un aumento de productividad, ventas publicidad, reducción de costos y otros «items» sino simplemente en pos de no caer en la segunda parte de la máxima de Víctor Corcoba Herrero: Renovarse o morir…

Y es aquí donde nuevamente, en pleno 2016 seguimos con problemas en la configuración de IP’s, mala o nula gestión en los permisos para accesos a red, problemas en los clientes de correo, nulos o escasos presupuestos para personal calificado en TI, seguridad informática y perimetral. Empresas grandes o pequeñas sin procesos claros en el uso y manejo de datos de terceros o suyos propios. En pleno 2016 donde nos enfrentamos a una nueva realidad mundial en relación a la tecnología y asociadas a la dentro de muy poco: Tercera Plataforma (Cloud, Big Data, Mobility y Social), tener problemas tan triviales (porque lo son) como los antes citados pueden justificarse ni entenderse (si se trata de una empresa seria desde luego).

Pero, ¿Y qué hacer?

La premisa actual ante el cambio inevitable es la de la evolución, o lo que es lo mismo, renovarse o morir. No en vano, los nuevos jugadores en el espacio de las grandes ligas corporativas y de crecimiento rápido son, o compañías nuevas, o empresas con pocos años de existencia (léase Uber, Google, Airbnb, SocietyOne, Facebook…). Para afrontar dicho cambio, las empresas o sectores más tradicionales con respecto al uso de la tecnología deben adaptarse a este nuevo medio, y afrontar la realidad que demandan sus clientes: el de la inmediatez. Los consumidores nos hemos vuelto impacientes a la hora de acceder a nuestras demandas. Por ejemplo, como cliente necesito acceder a mi banca online, en cualquier momento del día y desde cualquier lugar, para simplemente hacer una consulta de mi saldo o para hacer una transferencia, una compra online. Del mismo modo ocurre por ejemplo con compras online, alquiler de películas, o hasta para pedir cita con el médico.

Si claro, no eres un Uber, Google, Airbnb etc… Pero ¿realmente importa? Estamos hablando de tu empresa o proyecto. Todas las empresas comienzan por algo menor a lo que son ahora, si bien hay variables muy reales como la simple «liquides y solvencia financiera» todas han tenido que afrontar el cambio, sí, ese mismo cambio que les permitió depurar sus procesos y arreglar las cuentas de correo electrónico, asignar correctamente los puertos y permisos de red, es más, te puedo asegurar que existió alguien a quien se le «ilumino el foco» y propuso o creó la firma de correo en HTML en vez de una imagen .jpeg. pequeños cambios que impactan, de nuevo ¿realmente importa no ser una gran empresa?

Ahora pensemos en cambios mayores y llevados de la mano por una empresa profesional, 100% mexicana cuyo uno de sus objetivos es acercar la tecnología a toda empresa que quiera acoger el cambio y no morir en el intento.

Con esta pequeña entrada damos inicio a toda una serie de artículos, opiniones entrevistas y contenido con el mayor animo de informar ayudar y empoderar a toda empresa que requiera evolucionar, transformarse y adaptarse a los nuevos tiempos sin importar tamaño y desde luego, daremos una muy cercana atención a todas las personas que en un «despertar» al presente que ha llegado o por tener el espíritu de emprender o crear empresa, deseen dar ese paso hacia adelante pero no sepan por donde comenzar.

Etiquetas:, , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.